De las reuniones iniciales con clientes siempre sale este famoso interrogante y todos los elementos que se ponen en la balanza para finalmente decretar si es conveniente invertir en publicidad online o no.

Dejando de lado cuestiones técnicas o más avanzadas como podría ser el lanzamiento de una campaña SEO, pienso que el entendimiento de las oportunidades que representan hacer publicidad en Internet van de la mano con su uso diario. En cuestiones cotidianas y del día a día podrán ver fácilmente que tanto usamos Internet para la adquisición de nuevos productos o servicios y cómo las marcas se aprovechan en momentos puntuales de nuestro estado de investigación. Cuál es el cine que nos queda más cerca? Qué hotel tiene mejores reseñas? Cuál es el servicio de TV x cable que ofrece la mejor promoción? Si somos conscientes de que la visualización de anuncios específicos no es casual, también comprenderemos el potencial que este medio tiene para ofrecer a tu negocio. Cualquiera sea la industria, el producto o servicio.

El interrogante más importante a resolver es “Cuánto estoy dispuesto a pagar por cada nuevo cliente?”. De más no está decir que ese costo se ajusta a los ingresos que luego generan. No voy a pagar lo mismo por conseguir una venta de $100 que otra de $5000.

Para ayudarlos con el empujón de las primeras experiencias con anuncios de tu empresa en sitios como Google, Facebook o Instagram les cuento estos beneficios:

beneficios-invertir-publicidadEs económico

Empiezo por el punto más polémico o el que genera mayor ida y vuelta. Ustedes me dirán “Tan económico no es si tener presencia en LaNacion.com cuesta unos AR$300.000?”. Más allá de que ese sea el costo para un acción puntual en la página de inicio yo siempre analizo el costo en relación al beneficio. Sólo con ese resultado estaremos en condiciones de afirmar si es económico o caro. Por qué yo digo que hacer publicidad en Internet es económico? Porque uno siempre sale ganando. Si la estrategia de publicidad (entendiendo por estrategia todo lo que gira en torno a comunicación, medios, banners, seguimiento, análisis) está bien hecha va a generar nuevos clientes, consultas o directamente ventas. No digo que cualquier persona que cree una campaña en AdWords va a multiplicar por 100 las ventas en 1 día ni mucho menos. Pero no tengo duda que la relación costo-beneficio es más que positiva si se hace del modo correcto y con asistencia profesional. Es muy común ver emprendedores o dueños de empresas que han tenido malas experiencias con Google o los anuncios de Facebook porque no obtuvieron los resultados esperados. Lo cierto es que no es suficiente con agregar 8-10 palabras claves ni segmentar el público por edad y ciudad dónde vive.

Amplias posibilidades de segmentación

Si el producto apunta a un público masivo no vas a frecuentar este problema. Ahora, cuando tu mercado se acota la segmentación es un instrumento que vale oro. Será conveniente pagar millones de dólares por 10 segundos de publicidad en un partido de Boca vs. River para promocionar zapatos para andar en bicicleta? Cuánta gente que está mirando el anuncio ni siquiera tiene bicicleta? Cuántos de los que tienen y la usan normalmente están interesados en comprar un calzado especial. Definitivamente no será aquel que da a la bicicleta un uso recreativo. En Internet los anuncios se pueden configurar de manera tal que sólo lo visualicen personas que están buscando ese producto o de alguna manera están relacionadas a la categoría del producto. Resulta atractivo mostrar una oferta especial de ese calzado a un ciclista que está buscando comprar una nueva mountain-bike? Absolutamente! Se puede cavar profundo hasta encontrar el público adecuado y hacer que la inversión se destine a personas que tienen mayor posibilidad de convertirse en clientes.

Resultados instantáneos

Aquí no hay largos tiempos de espera. Se activa la campaña y los anuncios arrancan. Impresiones, Clics. Visualizaciones, Tráfico. El movimiento es instantáneo y sus repercusiones también. Imagina la diferencia entre aparecer en la página #10 de Google y pasar a la #1 al buscar tu producto. Creo que es fascinante la idea de poder revertir semanas de malos resultados de ventas en tan sólo unos pocos días.

No importa de qué va tu empresa

Cartuchos de impresoras, aceite para aviones o comida saludable. La gente que busca tu producto lo hace modo online. Puede ser mientras espera el taxi o al mismo tiempo que mantiene una conversación vía Skype. En una computadora de escritorio o desde un teléfono móvil. Lo cierto es que estos son simples detalles de una realidad que ha dejado de ser el futuro para formar parte del presente.

No dejes pasar las chance de estar presente en el momento indicado.

Tus potenciales clientes están online. Si tu empresa todavía no lo está, contáctame.

Dejá un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Post comment